Recuerdos Inolvidables, de Susana López y Alberto Sastre

|

Excellence Editorial ha presentado una historia sumamente cautivadora y emotiva para nuestros pequeños, se llama Recuerdos Inolvidables, escrito por sus autores Susana López y Alberto Sastre, es un libro que toca de una forma tierna e infantil la pérdida de un ser querido.

El duelo sin dudas es una circunstancia de la vida por la que en algún momento todos pasamos, incluidos los niños, por ello, nuestros autores se han enfocado en enseñarnos a gestionar los recuerdos que vivimos junto a ese ser querido y conservarlos para nos acompañen por siempre.

El contenido

Nuestra protagonista se llama Mía y ella hace poco perdió a su querida mascota, Nuca, su perrita. Mía se dirige con su abuela para hacerle muchas preguntas porque no quiere perder los recuerdos de su perrita, no deseaba olvidar los momentos en que salía junto a ella o cuando se alegraba porque llegó a casa.

Su abuela con gusto le quiere ayudar y le enseña su preciado sitio para guardar los recuerdos, ella le muestra a Mía una cajita, en este objeto ella tiene todos los recuerdos de su esposo.

Ha medida de que le está enseñando, le va explicando que ha guardado allí estos recuerdos para no perderlos, pues son muchos y no desea que alguno de ellos se escape, incluso cuando han pasado tantos años de la muerte de su marido, al tener esa cajita puede acceder a estos y luego de recordar esos momentos lo cierra con cuidado.

Mía de inmediato tiene una idea, además de hacer una cajita para ella, también haría una para su amigo de la escuela, Leo, pues él también necesita de una, ya que su mamá murió y no se encuentra bien por ello, él se la pasa nervioso y rompe cosas en la escuela.

Junto a su abuela comienzan a realizar el artículo y al siguiente día Mía le entrega a su amigo una gran caja, ella le explica que es para guardar los recuerdos de su madre y que así no olvidará nada. Leo le cuenta que sí tiene miedo de olvidar y su regalo es sumamente preciado para él.

Opinión

La enseñanza de la abuela de nuestra protagonista, es realmente cierto que, no podríamos volver a tener junto a nosotros a esos seres queridos que ya no están a nuestro lado, sin embargo, podemos gestionar nuestro duelo al guardar todos los recuerdos y así nunca le olvidaremos, habrá ausencia, pero también recuerdo.

Esta historia trata un tema bastante profundo y sus autores han sabido equilibrarlo perfectamente. El duelo para los niños puede ser algo bastante complicado, pero han logrado enfocar su relato a través de una visión infantil y natural, es bastante sencilla, conmovedora y fácil de comprender.

Con esta historia los niños podrán inspirarse a superar los miedos, cómo en este caso es el olvido y también les aporta una solución tanto literal como simbólica. Ahora muchas familias podrían tener una cajita de los recuerdos para cada miembro y con ella atesoramos esos momentos que no queremos perder.

Este cuento fue escrito por Susana López e ilustrado por Alberto Sastre, su tapa es blanda y el formato es bastante manejable, ambos lograron ese equilibrio que sumerge tanto a los niños como a sus padres en el cuento y nos transmiten todos los sentimientos emotivos y felices.

Esta lectura es recomendable para niños en edades de 7 a 8 años, pero también depende de qué tan maduros son, perder a los seres queridos no es fácil y el duelo tras ello menos, hay que saber abordar el tema con los niños de una forma natural y constructiva.