¿Qué haces con un problema?, de Kobi Yamada y Mae Besom

|

No hay nada mejor que ofrecerles una lectura bastante educativa a tus hijos y es una gran elección el álbum ilustrado llamado ¿Qué haces con un problema?, pues todos hemos tenido que lidiar con un problema en algún momento y los más pequeños no se salvan de esa situación.

En esta historia se ha plasmado de un modo bastante gráfico la angustia que se siente ante un problema y la manera en este puede ir creciendo cada vez más, incluso se observa cómo a veces intentamos evadirlo en vez de enfrentarlo, pero todo esto hasta el punto en que la ansiedad explota sin remedio alguno.

El contenido

La historia empieza cuando nuestro protagonista explica cómo surgió todo, pues incluso sin él saberlo, puesto que no lo había pedido y mucho menos lo quería, un día tenía un problema, de hecho, el problema ya estaba allí, él por supuesto quería que se fuera su problema, pero no era tan fácil y no se marchó.

Intento cosas cómo no hacerle caso, quiso ahuyentarlo de algún modo e incluso le miró mal, pero nada, no funcionó, fue entonces cuando se percató que ya no era sólo un problema y se sentía muy asustado por las consecuencias que este le causaría, se preguntaba cosas cómo ¿Y si mi problema salta y me pilla? ¿Y si se lleva todo lo que tengo?

Fue así que realmente se preocupó mucho, ya que no sabía que sería lo que ocurriría, qué sería lo que le pasaría a él y el hecho de que se preocupara empeoraba su problema, pues mientras más lo evitaba, más se notaba en cualquier lugar al que fuera, entonces comenzó a sentirse mal y lo único que se encontraba en su mente era el problema.

Llegó a tal punto que no pudo soportar más a ansiedad que esto le provocaba, por eso decidió que no podía seguir así, allí se dio cuenta que su problema no le había atacado, de hecho, no le había pasado nada malo y aunque sentía mucho miedo, decidió hacerle frente a su temido problema.

Justo en ese momento descubrió en su interior algo maravilloso, ¡su problema era en realidad una oportunidad!, pues con ello podría aprender, podía crecer, aprendió que no debe conformarse, sólo debe ir directo a la acción y afrontar las cosas, ser valiente.

Opinión

Mientras vayas leyendo la historia junto con tus pequeñitos irán compartiendo junto con el protagonista ese gran descubrimiento, además se darán cuenta de que al final ha obtenido muchas más cosas buenas a raíz de su problema, mejor dicho, a raíz de ser tan valiente como para enfrentarse a él.

Esta historia nos ofrece una lectura excelente sobre la inteligencia emocional, en este libro se explica muy bien el modo en que crecen las inseguridades cuando no se enfrentan las situaciones y lo que ocurre cuando por fin lo afrontamos, así cómo es una historia para niños, también lo es para adultos y con ello podrán aprender también.

En muchas ocasiones hemos tenido un problema y hemos anticipado las consecuencias hasta el punto en que llegamos a sufrir mucho, pero al final nos damos cuenta de que no era para tanto.

La ansiedad, la angustia anticipada es un problema muy frecuente para los adultos, pero también se sabe que en ocasiones los niños pasan por esto, este cuento incita a que le hagamos frente a los problemas y que actuemos con lógica, pues si racionalizamos la situación nos daríamos cuenta de que de lo malo se pueden sacar cosas buenas.

¿Qué haces con un problema? Posee unas ilustraciones asombrosas y tiernas, con ellas reflejan muy bien los estados de ánimo del protagonista, fue publicado por la editorial Bira Biro y se recomienda para niños de 6 a 7 años en adelante.