El Pulpo-Mascota

|

La editorial Anaya Infantil y Juvenil nunca ha dejado de sorprendernos con sus increíbles lanzamientos, pero en este momento les estaremos hablando sobre esta genial historia llamada El Pulpo-Mascota, de Martin McKenna, un álbum ilustrado bastante divertido y con un gran mensaje, sólo debo decir a mis hijos y a mí nos ha encantado.

Sobre el libro

Nuestra lectura comienza con nuestro protagonista, Edgar, un niño que por mucho tiempo le estuvo pidiendo un regalo a sus padres para su cumpleaños y este era el de una mascota, más concretamente un perro.

Sin embargo, al llegar el día y cuando Edgar por fin abre su regalo, se lleva la sorpresa de que no es precisamente un perro lo que le han regalado es un pulpo llamado Jarvis, aunque nuestro niño no estuviera para nada contento con esto, el pulpo si estaba muy ilusionado y realmente quería serle de agrado a su nuevo dueño desde que abriera la caja de regalo.

Por supuesto, Edgar no puede negar que su nueva mascota es muy lista y aunque eso le agrade un poco todavía está molesto porque no es un perro, ni siquiera se parece a uno en lo más mínimo.

Jarvis por otro lado, es demasiado listo, por eso no entiende el motivo para que Edgar se empeñé en hacerlo obedecer y en que aprenda a hacer trucos como un perro, él simplemente adapta las ordenes de su dueño como cree que deben hacerse, algo que sólo desespera al niño.

La situación llego a tal extremo que un día Jarvis con tristeza no pudo más y decide que lo mejor es marcharse, pero no sin antes dejarle un mensaje pegado en la puerta del baño a Edgar, en dónde se disculpa por no ser un perro, la mascota que él tanto deseaba.

Cuando Edgar encuentra la nota se da cuenta de realidad, de cómo era Jarvis en verdad y entiende que cometió un grave error, Jarvis nunca llegaría a ser un perro, jamás lo sería, pero era el mejor pulpo-mascota, su pulpo-mascota, ese que es sumamente inteligente, valiente, atrevido, divertido e ingenioso, ahora él lo había arruinado y debía descubrir el modo de hacerlo volver.

Opinión sobre el libro

Sólo nos queda esperar a saber si estos dos amigos volverán a encontrarse, sí Edgar consigue ubicar a Jarvis y pedirle perdón por ser tan duro con él, pero eso es algo que sólo descubrirán cuando lean el libro.

Realmente las ilustraciones del libro son maravillosas, su creador ha sabido jugar con las tipografías y la cantidad de texto, mis hijos se han divertido mucho con este cuento, sobre todos por las locuras de Jarvis quien se ha destacado por sobre muchas mascotas, dejando con ganas de tener un pulpo-mascota en casa.

Claro que, también debemos resaltar el claro mensaje que nos deja este libro, el de la amistad y la relación de los niños con sus mascotas, además de la aceptación a cualquier persona o mascotas, cada uno tiene sus virtudes y desventajas, pero lo importante es saber qué es eso lo que le hace únicos y especiales, por ello se debe apreciar y valorar.

En muchas ocasiones tanto los niños como nosotros los adultos hemos convivido con personas que en un principio no nos agradaba y al final nos hemos dado cuenta de lo geniales que son, así que lo que Martin Mckenna quiso hacer, lo logró y para niños entre los 4 a 9 años es un álbum ilustrado que sin duda deben tener en su biblioteca.

Ahora sólo nos queda saber si existirán secuelas de Pulpo-mascota y maravillarnos sus nuevas aventuras.