Fomentar la lectura en tus pequeños toma un papel importante en sus vidas, si eres uno de esos padres al que se les dificulta que sus pequeños tengan interés en ello, existe una gran variedad de libros infantiles que pueden despertar las ganas de leer en tus hijos, pueden ser de aventuras, fantasía, acción y claro, comedia también, una de las sugerencias que les dejaremos es sobre “el dedo en la nariz” escrito por Paula Merlán y Gómez, con su gran creatividad y pasión por la escritura creo un libro infantil apto para cualquier edad, por supuesto, asegurando que al leerlo no dejaras de reírte, sobre todo con el particular título, algo que sin duda, llama la atención, una de sus características más resaltantes, es que no sólo es una historia sino también se puede decir que es un álbum, pues posee increíbles ilustraciones que harán explotar la imaginación de tus hijos.

Sobre el libro

Este relato nos presenta dos protagonistas, Sofía y Tim, la primera mencionada es una niña normal, que tiene como característica peculiar, el de introducir un dedo en su nariz, por lo que sus padres la reprenden constantemente para que deje de lado ese mal habito, sin embargo, a pesar de las amenazas, no les hace caso y mantiene el dedo índice de su mano izquierda todo el día en su nariz.

De esta manera, surge nuestro segundo protagonista, Tim, quien, para sorpresa de todos, es su dedo índice que es muy feliz por estar habitando en la nariz de Sofía, tanto que construyó una casa dentro de la misma, incluso habilitó espacios como el salón, un sillón, electrodomésticos, hasta una biblioteca, convirtiéndole así, en una gran casa sin que Sofía sospechara algo, pero un día mientras nuestra protagonista se miraba en el espejo, bastante sorprendida se dio cuenta que su nariz había crecido mucho, preocupada y frustrada por no haber obedecido a sus padres, quiso enmendar el problema y se pregunta; ¡¿Qué puedo hacer?!, ¿Meter la nariz en agua fría o taparla con una gorra?, ella simplemente no entiende que pudo haber pasado, por lo que Tim la interrumpe y comienza a contarle que tiene viviendo en ese lugar desde hacer varios años.

Le explicó que hizo una gran casa con un salón, cocina y una bonita biblioteca, que hasta ese momento era su casa, Sofía en su molestia hizo culpa a Tim por hacer su nariz más grande y construir dentro de ella, pero al calmarse un poco, entendió que toda la culpa era de ella y que sus padres le advirtieron sobre ello, preocupada por el crecimiento de su nariz, ya que necesitaba que regresara a su estado normal, pero a su vez pensaba en Tim, pues no quería que se quedara sin su hogar y las cosas que con tanto esfuerzo trabajó.

Opinión Sobre el libro

Se puede considerar que es una historia inusual, debido a que aborda una costumbre infantil bastante común, pero muy mal vista que hará que tus hijos no paren de reír, apuesto a que nunca pensaron que se pudiera escribir sobre meterse el dedo en la nariz, ¿cierto?, yo tampoco me lo creí hasta que leí el título, realmente es una historia creativa, que combina la imaginación con una acción muy practicada por los más pequeños de la casa, este curioso libro ilustrado creado para reír y para entusiasmar a tus hijos invita a engancharse con la historia, seguro que los niños pensaran, ¿Podría pasarnos esto a nosotros?, sin lugar a duda, Paula Merlán le dio al clavo con la forma de ilustrar sus ideas, puesto que tiene una narrativa divertida y no está muy lejos de la realidad, claro que, dentro de una nariz no se puede construir una casa, pero sí, es un tema con la que la mayoría de los padres lucha con sus hijos, la manera en que se aborda el contenido es inteligente e interesante, ya que fomenta la creatividad de nuestros hijos estimulando su amor por la lectura y a su vez, consigue dejar de lado el mal habito de meterse el dedo en la nariz.